¿Por qué Entre Arrullos?

¿Por qué Entre Arrullos?

Un arrullo es esa mantita suave y agradable que sirve para envolver al recién nacido y hacerle sentir seguro, protegido y en calma.

Envolver al bebé con un arrullo le ayuda a sobrellevar la transición entre la vida dentro del vientre de su madre y el mundo exterior.  

El arrullo también es el canto suave y dulce con el que se invita a dormir al bebé mientras se le mece.

Este concepto evoca muy bien el ambiente que queremos crear para tu peque: entre arrullos, en un entorno relajado, protegido, hogareño, con cantos que le mecen cuando el sueño llama a su puerta.

Pensamos que el hábitat natural de la especie humana se va ampliando de manera progresiva, paulatinamente. El primer hábitat que conocemos es el mundo de la matriz, después, una vez nacemos a este inmenso mundo, el hábitat que empezamos a explorar y descubrir es el regazo de nuestra madre, luego poco a poco se va ganando soltura en el dominio del propio cuerpo y se empieza a ampliar la distancia de seguridad, hasta que con el gateo y la marcha ya se puede aventurar a explorar el hogar, siempre bajo la atenta mirada de su persona de referencia.

El hogar permite que los pequeños se desarrollen sanamente, sin prisas y en un ambiente preparado y protegido. Es una transición natural y respetuosa hacia el descubrimiento del mundo. Los menores tienen derecho a permanecer en el hogar e ir conquistando el mundo poco a poco, desde la seguridad que le ofrecen esas cuatro paredes y un grupo reducido de iguales, con diversidad de edades, como si de una familia se tratara.

No hay comentarios

Agregar comentario