Entrevistamos a Gema Luna de Escuela libre Canción de luna

Entrevistamos a Gema Luna de Escuela libre Canción de luna

Entrevista a Gema Luna: Cómo pasar de tener un sueño a gestionar tu propio espacio y ser formadora de renombre internacional, en 5 años.

"Es muy difícil empezar un proyecto en solitario sin un nombre que te avale, puede ser tremendamente duro y complicado, pero merece totalmente la pena".

En esta entrevista Gema nos cuenta cómo comenzó hace 5 años su proyecto Canción de Luna en un barrio obrero de Madrid y cómo el seguir este impulso, le ha regalado poder estar hoy ofreciendo no solamente un espacio maravilloso y consolidado para la infancia y sus familias, sino también comenzar un camino como formadora a nivel internacional, difundiendo esta mirada con sus cursos en la escuela Bitácoras, visitando distintos espacios del territorio español, y comenzando a trabajar con algunas escuelas públicas deseosas de un cambio.

En este programa podrás escuchar: Cómo nació "Canción de luna", cómo es su proceso de selección y algunos consejos para quienes están en búsqueda activa de empleo, agenda de cursos de Gema en los próximos meses.

Todos tenemos una fuerza interna que nos mueve, solo tenemos que aprender a escuchar esa voz que resuena en nuestro interior y dejarnos llevar.

He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos. —Lo esencial es invisible a los ojos —repitió el principito para acordarse.   

Abrirse a lo inesperado permite que la magia ocurra, y la vida te sorprenda.
El mundo necesita que los profesionales que tienen esta mirada, estén trabajando para la infancia. Te esperamos la semana que viene en nuestro entrenamiento gratuito "cómo iniciar tu propio proyecto alternativo". Apúntate aquí.

Ojalá este programa pueda inspiraros y los aprendizajes que compartimos os den fuerza y os sirvan para seguir adelante luchando por poner vuestra pasión al servicio de la infancia.

El cambio no solo es posible, sino inevitable.
Sumémonos todos a la corriente que avanza.

Un abrazo arrullador,
María de Pedro

No hay comentarios

Agregar comentario