Yedra

Yedra

Mi nombre es Yedra, soy maestra especialista en educación infantil y licenciada en
psicopedagogía.
Me siento afortunada de haber podido trabajar como maestra y psicopedagoga en colegios concertados de la Comunidad de Madrid, ofreciendo mi formación, experiencia y sensibilidad al servicio de niños/as y sus familias, durante más de 7 años. Durante ese tiempo también descubrí que un modelo educativo intelectualista y sin espacio ni tiempo para la creatividad, la exploración y la libertad, no encajaba conmigo ni con mi forma de entender el mundo ni la enseñanza. Debía cumplir con una programación milimetrada, llenar sus cabecitas de contenidos, sin tiempo para escucharles ni atender sus necesidades más básicas. Los alumnos pasaban la mayor parte del día sentados dentro de un aula y sin apenas tiempo para jugar.
No podía seguir trabajando en esa línea, no era feliz, no podía hacer bien mi trabajo si no creía en lo que estaba haciendo. Por lo que decidí apartarme un tiempo de la enseñanza e irme a Londres, mejorar mi nivel de inglés y reorientar mi camino profesional.
Empecé trabajando como Madre de día en Reino Unido, cuidando 3 niñas en edad escolar, dedicándoles mi tiempo y cubriendo sus necesidades en una crianza natural, atendiendo sus necesidades educativas y emocionales en un ambiente de hogar. La experiencia me encantó, sintiéndome una parte importante en el buen funcionamiento de ese “equipo familiar”, tanto es así que a día de hoy y tras más de 2 años y medio, trabajo con la misma familia, mientras
continúo con mi formación en pedagogías activas.
Actualmente estoy finalizando el Master Universitario en Pedagogía Montessori, a la vez que trabajo como guía en una escuela Montessori en Londres.
Siempre fui muy soñadora, y pienso que es posible contribuir al cambio en el sistema educativo de nuestro País, aunque no sabía cómo podía hacerlo, es aquí cuando reaparece en mi vida, una amiga de la infancia, ayudándome a reorientar mi carrera profesional. Me mostró que es posible trabajar en educación infantil en España en una línea educativa creativa, humana, y respetuosa con la infancia, contribuyendo al desarrollo integral de la persona, de una manera positiva. Lo cual encaja perfectamente con mi forma de entender el mundo y la enseñanza, en el que educar no es llenar la mente, sino liberarla de ataduras.
Por lo que con una gran motivación, continúo con mi formación, ya que la vida es un proceso continuo de aprendizaje.

No hay comentarios

Agregar comentario